22 octubre 2015

Foto reportaje de nuestro curso zen y estancia en Parral, Chihuahua México


La llegada no pudo ser más calurosa......


Nuestra primera comida fue vegetariana, riquísima




 El polideportivo fue prestado para la ocasión.


La presencia de carteles por todo Parral hizo que viniesen muchos Parralenses al curso


Vistas sobre Parral desde lo alto, "Capital del Mundo" lo nombran


Fuimos a visitar a la casa hogar-escuela para familias con bajos recursos y huérfanos y preguntamos qué necesitaban con urgencia. Conseguimos zapatillas deportivas gracias a una empresa colaboradora del curso y dimos voz a la petición de ollas para la cocina, calcetines, ropa interior, chaquetas.... me hubiera gustado ver la carita de las 6 monjitas que llevan el centro con tanto amor, al recibir lo que nos pidieron! Ni se imaginaban lo que les iban a caer!


También visitamos una escuela para niños especiales de familias de bajos recursos.
Hicimos los resets a todos, profesores, padres, y niños. Quien se acercaba terminaba bajo nuestras manos. Entre todos había alumnos del curso que trabajan en la misma escuela y tan agradecidos por nuestro gesto.


Pasamos un largo rato de juego y conversación en el patio de recreo.




Música espontánea por las calles de Parral....nos dieron un concierto in situ


 Equipo muy unido y feliz de compartir: Desde Buenos Aires Argentina y Albacete España


Rato de baile con los niños.... todos nos contagiamos!


La auto-práctica de fin de primer nivel. Una clase muy respetuosa y atenta a todos los detalles.



Vistas sobre Parral


 La mina....nuestra primera experiencia de bajar 120 metros bajo tierra









Una entrevista espontánea a la salida de un supermercado. El reportero era alumno zen y llevaba su equipo en el coche así que le concedí una entrevista allí mismo! Salimos en TV!


Una calurosa despedida cargada de mucha emoción y gratitud por lo compartido. Nos cuidaron como VIPs con tanto amor y respeto. Jamás olvidaremos este viaje y curso. Fue todo perfecto!


Este fue un momento muy especial. El señor que trabaja en la mina tiene una sensibilidad especial y podía ver a los mineros muertos. Vio como nos siguieron y como limpiamos toda la mina. Nos lo comentó con gran emoción. Le fuimos hablando del trabajo que hacemos y él corroboró con sus experiencias. Había estado deseando ese momento desde hacía mucho tiempo. Terminamos en un gran abrazo compartido entre todos. Fue precioso.



Gracias también a (Ed)MUNDO por ser la alegría de la clase y de nuestros paseos. Tu risa y simpatía robaron nuestros corazones. Fuiste nuestro motero zen y como no, el "marido pupas" de primer nivel. 


Pablo no quise desperdiciar la oportunidad de montarse en la Harley.



Fabuloso fin de curso....no podían faltarse los Mariachis....gran sorpresa espectacular para todos.




Bravo Susana y tu equipo, familia, amigos y antiguos alumnos zen.... lo habéis conseguido: curso zen en Parral. ¡Todo un éxito! Alumnos de muchas partes del mundo y una gran siembra para futuros cursos en México, Canadá y USA!