14 enero 2014

Esperanza para el futuro

Con una capacidad real de zen es mucho más sencillo y fácil y no implica concentración ni palabras, solo requiere activarse, poner la conciencia y actuar...todo en escasos segundos o minutos.

De todas formas me encanta esta clínica y su forma de trabajar el poder de la intención, ojalá muchos hospitales adopten algo similar en un cercano futuro.

Si recordamos cómo una madre calma a su hijo que se hizo daño, le abraza o le pone la mano en la zona dolorida diciendo  "YA ESTA, YA ESTA, YA ESTA".....creando con el poder de la intención que YA ESTA bien y luego el niño reacciona favorablemente. Pero si la madre reaccionara con histeria dramatizando, esté como esté el niño, empeoraría, ¿no?

Cualquier avance no convencional en la medicina debería ser aplaudido y reconocido si realmente el único interés se interpreta como -ayudar al ser humano-.

Estamos viviendo el cambio y hay que ser positivos, se muestre lo que se muestre en la realidad para alinearnos con lo que deseamos, y si no miramos atrás, si no nos distraemos con lo que se manifiesta por ahora, si no nos desanimamos, y si creemos en nosotros mismos, estamos condenados a vivir lo que tanto soñamos, tarde o temprano.

https://www.youtube.com/watch?v=IfZqKa2pi9c

Gregg Braden habla sobre cómo todos formamos parte de un campo de energía, el cual acabaría con toda la institución de la medicina moderna si fuera sabido y entendido por el mundo. En China, una clínica aplica esta tecnología oculta para curar todo tipo de enfermedades, y se muestra en el video cómo un tumor de vejiga es eliminado en 3 minutos a través de únicamente el uso de la energía positiva.