03 diciembre 2013

QUIENES HAN PERDIDO SU LIBERTAD...

El paso de los cursos Zen por la cárcel inspira al poeta Tomás Morilla:


Quienes han perdido
su Libertad…

Quienes permanecen
en un encierro
obligatorio…

Quienes han sido juzgados
por delitos cometidos
contra la Sociedad…

Quienes experimentan
la falta de libertad…

Quienes se encuentran
"prisioneros" de sus
circunstancias…

…al recibir tus enseñanzas
son privilegiados…

Su falta de libertad
su "prisión"…

De pronto…

…se transforma en ventaja,
en experiencia aliada…

…el lugar que habitan
se transforma en un lugar
maravilloso en el que aprender...

¡Tienen tanto tiempo
para practicar!…

¿Convertirás los Centros
Penitenciarios en lugares
propicios para reencontrarse?

¿Convertirás los Centros
Penitenciarios en lugares
propicios para interiorizar?

¿Qué efecto producirás
en quienes… se redescubran
tras su tránsito a través
de una vida de desequilibrios?

Si… se enterasen los que ya
salieron de esos entornos,
del efecto que produces…

Muchos…

¡Querrán volver a ingresar!

Curso Zen…

Entorno único en el que…

¡Todos se conocen!…

Pensión completa…

Alojamiento...

Meses para practicar
la Maestría…

Sin interferencias
ni distracciones
del Mundo externo…

Se convertirán
en auténticos
Maestros Zen...

¿Imaginas?

Todos meditando
por las noches…

Antes del descanso…

¡Menuda Energía!