02 agosto 2013

Testimonio Cáncer No.1

Hola,

Os cuento brevemente mi caso: me llamo Elena y tengo 44 años. Con 35 me diagnosticaron un cáncer de mama de tipo ductal infiltrante de grado histológico II. Me practicaron una mastectomía radical y me sometí a los tratamientos convencionales, pues empezaba a llegarme información de medicinas alternativas pero no tenía fuerzas para enfrentarme a una decisión así en tan poco tiempo (me refiero a rechazar la quimio y radioterapia). En la operación también detectaron una metástasis en uno de los ganglios axilares que me extrajeron, y el pronóstico no era muy favorable. Digamos que la esperanza de vida, según mi médico, era como mucho (muchísimo) de 5 años.
Enseguida empecé con tratamientos alternativos: fui a Barcelona a tratarme con un naturópata que me habían recomendado. También hice un tratamiento con medicina espagírica durante un tiempo, hasta que entré en contacto con la medicina antroposófica a través de la cual seguí un tratamiento con muérdago durante unos 2 años. También dejé mi trabajo anterior como responsable de marketing de una empresa y estudié arteterapia antroposófica durante 4 años. Y me separé. En definitiva, tome las riendas de mi vida, dejé todo lo que sentía que me hacía daño. Ahora trabajo con gente, trato de ayudarles a encontrar su camino, a conocerse un poco mejor, siempre desde el corazón, mediante la terapia artística.
Al día de hoy no hay ningún rastro del cáncer, sigo los controles rutinarios y los únicos problemas que tengo son a consecuencia de la quimio que me administraron.
Pongo mi testimonio a vuestra disposición por si puede ser útil a alguien.