01 julio 2013

De parte de una nueva alumna zen de VIGO

Vivimos en una sociedad que se está a perder, capitalismo, avaricia, engaños, envidias, odios, enfermedades.....Pero creo que estamos empezando a vivir un gran cambio, gracias a personas que dedican su vida entera a dar esperanza y amor incondicional.

Este fin de semana he experimentado cambios en mí y en a mi alrededor, gracias a un ángel que ha venido del cielo, del cosmos, o del más allá, o... según como se quiera interpretar. GRACIAS Suzanne por dar esperanza, por dar tanto amor, GRACIAS a los voluntarios colaboradores por ayudar a extender esta gran verdad.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, la gran pena que tengo es que hasta ahora hemos perdido mucho tiempo de nuestras vidas, pero con la esperanza de que a partir de ahora será mucho mejor.

GRACIAS POR REGALAR ESPERANZA Y AMOR INCONDICIONAL.
Os deseo lo mejor y que consigáis vuestras metas, que la fundación tenga un gran futuro y que consigáis pasar sin sobresaltos todos los obstáculos que surjan.