20 noviembre 2012

Ser impecable con tus palabras


El verbo tiene el poder de materializar: "Y el Verbo se hizo carne" o "Hágase la Luz".

Tenemos una gran responsabilidad al tener el conocimiento sobre el poder del Verbo. Esta responsabilidad no excluye a quienes no lo sepan.

Cuanto más nos aproximemos al Sol Central, vamos a recibir más energía y por ende, dispondremos de mayor capacidad para co-crear o co-destruir. 

El daño que se hace uno mismo y sobre aquel ser del que hablamos sin estar presente, es considerable, porque se vuelve contra nosotros mismos y nutrimos el dolor en el inconsciente colectivo.


Con amor......

el primer acuerdo.....