30 octubre 2012

¡Sevilla brilla por su gracia, alegría y gran cariño!




Hola Suzanne, me permito escribirte estas humildes letras, debido a que he podido sentir la magia que emite todo tu ser en mis pelos repletos de dudas. Por no decir qué, cómo y cuándo delante de más de mil doscientas personas masajeaste el séptimo chakra de mí calva.
Para que comprendas un poquillo mejor lo vivido por mi aura en primera persona, te lo describo en celta andalusí, es decir: Viví tu bello destello de luz Zen/Powell con toque de rubia paint irlandesa, y repartiré tú jovial luz, esa luz qué con graciosidad se bebió y perfumó el universo de Sevilla con azahar otoñal (además de zen-peinarme con alegría, paz y amor).
Desde este bendito 2012 deseo compartir con la humanidad la hermosura de tus sublimes ojos verdíazules, esa dulce mirada que desde hoy me permito comparar con la de mi querido amigo Vicente Ferrer... ¡Esos ojos que reflejan la bondad absoluta!
Sorprendido mientras escribo estas  letras, me invade una paz interior difícil de comentar, porque desde la foto de mí esencia de ser humano sale esta sensación que describe todo lo que siento. Es como una luz salida del corazón, que no se puede describir con palabras. Gracias Zuzan (en andaluz), con tus manos dejaste crecer en mi interior un mágico pelo Zen.
Just do it… flipando un rato  con consciencia en un momento de chute Zen que tiene tela marinera se despide… tu por siempre José Manuel.
Rosa rojaP.D. Desde Sevilla con un pequeño montaje agradecemos tu enseñanza... Tus amig@s Helena, Nino, Eva, Inma y Manu… Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.