10 julio 2012

"toque zen de emergencia"


Hola Suzanne!

Bueno, pues he tenido muchas emergencias, pero ésta ha sido la más escandalosa. Soy masajista, y entre cita y cita me acabo de clavar literalmente un cuchillo en la palma de la mano intentando abrir un coco (masajistas no lo hagais!!), muy cerca del meñique, incluso he llegado a pensar que me había dañado algún tendón o algo por el dolor tan fuerte que me entró . Un espectáculo, todo el fregadero lleno de sangre, el coco, la bayeta... pensé bueno, esto se corta rápido, voy a por unas gasas y fuera, pero no dejaba de empapar gasas y más gasas de sangre, así que ya un poco asustada he decidido aplicarme el "toque zen de emergencia" porque mi siguiente consulta está a punto de comenzar. Ha dejado de sangrar y ha comenzado a cerrarse, además apenas me duele para el pedazo de raja que me he hecho. He ido rápido a la farmacia a comprar unos puntos de aproximación, he aplicado aceite esencial de lavanda para que no se infecte, y aquí estoy escribiéndote esta anécdota y lista para mi próxima sesión de masaje con regalito de toque zen!!

Espero que muchas otras personas puedan seguir disfrutando de esta maravillosa enseñanza y poquito a poquito todos veamos la luz o aunque sea el destello...

Mil gracias Suzanne!!

Patricia B.