20 junio 2012

Experiencia post-jornadas en Cartagena


Hola Suzanne
Me gustaría contarte una cosa que me ha pasado con mi hijo relacionada contigo.
El domingo cuando llegué de Cartagena mi hijo Ricardo estaba durmiendo ya que era muy tarde cuando llegué a Alicante. Al día siguiente cuando nos fuimos a la cama, ya que él duerme conmigo por que le encanta estar con su mama, vio los libros que había comprado y entre los que estaba el tuyo. Los miró todos y en el tuyo se paró y me pregunto que quien era esa chica, yo le contesté que era una de las personas que había hablado en el congreso. Él muy serio me dijo que si le podía dejar leer el libro y yo le contesté que por supuesto, pensando que con 9 años que tiene no lo iba a entender. Se sentó en la cama y empezó a leer y al rato me dijo que le gustaba mucho y se quedó mirando la portada donde está tú foto y me dijo- sabes mamá esta chica es guapísima y me gusta mucho. Yo me quedé un poco extrañada y le pregunte si le había gustado lo que había leído y me dijo que se lo iba a leer entero.
Entonces le enseñé una foto que me había hecho contigo y muy sorprendido me dijo- Oh mamá pero si es tu amiga, a lo que le contesté que bueno que espiritualmente supongo que sí lo       somos y le dije que si quería hacer meditación, le encantó la idea. Encendí el movil y puse música zen y compartimos los cascos, música y la meditación. Anoche fue una noche muy especial. 

Si recibes este correo y lo lees espero que te guste. Atentamente, Nieves. Un abrazo