23 mayo 2012

Alumno zen ( segundo nivel) experimentando su regalo

 Hola Suzanne, muchas gracias por tus mensajes. Te cuento 2 experiencias que pueden servir como ejemplo de la increible capacidad que da el REGALO:

 1-  La cartera del barrio llamó desde abajo un día para que le abriera la puerta. Me traía un paquete, pero al subir las escaleras del portal resbaló y cayó sobre su brazo izquierdo.

   Subió a darme el paquete, todavía con el golpe en caliente. Cuando le abrí la puerta de mi casa le vino un dolor intenso y le ofrecí inmediatamente el toque zen. No utilicé Emergencia porque no me pareció muy grave, tan solo un buen golpe. Le dolía el codo y varios puntos del brazo y el antebrazo (locales y chackra 7 ). Ella sintió mucho alivio durante los cinco minutos y cuando acabamos se fué contenta y sin dolor. 

   Los siguientes días vino un cartero nuevo y yo pensé: "pues debió de ser más grave de lo que parecía". 


Pasaron 2 meses y todavía no había vuelto la cartera, me tenía preocupado.

   Y finalmente esta mañana se para un coche delante mío cuando intentaba cruzar la calle: era la cartera. Me ha explicado que después de salir de mi casa estuvo haciendo el reparto normalmente y sin molestia ninguna. Luego a las 15h (4 horas después del accidente) empezó a sentir dolor y se dirigió a la mutua para que la examinaran. Tardaron mucho rato en atenderla, no la veían tan mal y había mucha gente. Finalmente la visitaron y le hicieron una radiografía...tenía el codo, el brazo y el antebrazo con varias fracturas, rotura de ligamentos en la muñeca y más cosas que no me acuerdo. El médico que la atendió le preguntó varias veces como era posible que no estuviera rabiando de dolor las cuatro horas que transcurrieron desde el accidente hasta que acudió a la consulta.¡ Y tampoco había inflamación ninguna!.

   El comentario de la cartera:  Jorge, la única explicación es el toque zen que me hiciste. ¡Yo antes no creía en estas cosas!. 

 2-  A mi hijo Adrián, después de comerse una tarrina de fresas el solito, le viene un ataque de rinitis-ojos rojos-ojos hinchados-sarpullido. Los síntomas se suceden rápidamente y el niño se va poniendo más y más nervioso. Cuando ya le empieza a salir un sarpullido y empieza con el asma llego yo de la calle y me encuentro el panorama. Le hago el tratamiento zen para la alergia y se van gran parte de los síntomas. Me voy a comprar un antihistamínico y cuando vuelvo ya está jugando y solo le queda un poco de sarpullido que le desaparece al poco rato.

      Yo no tengo formación en medicina, pero una vez me dió un ataque muy parecido de alergia y me tuvieron que llevar corriendo a que me pusieran cortisona. Mi cuñado tardó solo 10 minutos en llevarme hasta la consulta y el médico dijo que no habría aguantado ni 5 minutos más sin ponerme la inyección. El nombre de este proceso es shock anafiláctico y requiere atención médica de emergencia con riesgo de muerte. 
     Así que, Suzanne, te tengo que dar las GRACIAS de nuevo.

 Un abrazo grande.

    Jorge Zen.