04 octubre 2011

EL DOLOR COMO RESPUESTA PROTECTORA



Demuestran la conexión que hay entre tabaco y dolor crónico

Según un estudio de la Universidad de Kentucky, en el Reino Unido, las mujeres adictas al tabaco son más propensas a sufrir algún tipo de dolor musculoesquelético crónico.

http://www.diariomedico.com/2011/10/03/area-profesional/entorno/demuestran-la-conexion-que-hay-entre-tabaco-y-dolor-cronico
Redacción   |  03/10/2011 00:00

La investigación se ha realizado en 6.000 mujeres mayores de 18 años a las que se les ha hecho una encuesta sobre sus hábitos como fumadoras y los síntomas de dolor crónico que han podido padecer, incluyendo algunos como fibromialgia, ciática, dolor crónico de cabeza, cuello o dolor en todo el cuerpo.

Los resultados han mostrado que las mujeres fumadoras y exfumadoras tienen una mayor posibilidad de presentar al menos un síndrome de dolor crónico que las no fumadoras. Esta probabilidad asciende a un 20 por ciento en las exfumadoras, un 68 por ciento en las fumadoras ocasionales, y en las fumadoras habituales el porcentaje aumenta más del doble, cerca del 104 por ciento.

"Este estudio muestra la fuerte relación que existe entre el tabaquismo y el dolor crónico en la mujer", ha señalado David Mannino, coautor del estudio.

Dolor protector
Según Mannino, el dolor agudo es una "respuesta protectora" y posiblemente las fumadoras lo sufren, porque sus mecanismos de protección normales están dañados debido a la exposición al tabaco.

"Es posible que los pacientes que sufren dolor crónico puedan beneficiarse del tratamiento para dejar de fumar además de la terapia para su dolencia", ha dicho Leslie Crofford, coautor del estudio. "También es posible que el tratamiento apropiado del dolor crónico pueda incrementar las probabilidades de los fumadores de dejar el tabaco, aunque se necesita más investigación sobre este tema".