19 febrero 2010

El Amor Verdadero...... después de morirse su esposa, Jaime le sigue brindando su amor....

No he llorado NUNCA tanto en mi vida como estoy llorando por ti todos los días. Cuando fijo mis ojos en las diferentes fotos esparcidas por todos los lugares y estoy solo, te hablo con una palabra o frases y pido tu opinión y tu ayuda para sentirme mas cerca de tu presencia y las lágrimas acuden espontáneamente y no puedo ni quiero reprimirlas. ¿Que me sucede para tanta hipersensibilidad? Siempre he tenido la debilidad de no poderme contener en momentos emotivos. ¿es un defecto, un desequilibrio exacerbado? tal vez, pero no consigo dominar una manifestación de congoja o alegría, porque con las dos sensaciones me ocurre lo mismo inevitablemente Lloré mucho a la muerte de mi madre, por nuestros dos hijitos que no llegaron a ver la luz, por JaimeJosé cuando se le declaró la diabetes. Fueron sollozos profundos. Por otras emociones, cientos de veces. Queda el sentimiento por muchos días y años, pero las lágrimas van desapareciendo lentamente o aparecen cuando los recuerdos son invocados. Tu, AMOR mío, tienes esas cuatro letras como un epitafio en la mirada y me la repites una y otra vez, entonces me derrumbo y te mando besos bañados en dolor y amargura. --- TAL VEZ HAY UNA EXPLICACION CONCLUYENTE Si la hay, es de justicia divina. El fiel de la balanza debe estar en el vértice para una convergencia y equilibrio de las situaciones y experiencias de la vida. La aguja estaba ostensiblemente desproporcionada, casi al límite del lado positivo. ¿Por qué? Mi existencia ha sido un privilegio constante: Haber nacido y gozado de los cinco sentidos, AMOR RECIBIDO. Alumbrar mi ser en un lugar del mundo bendecido por el clima, salubridad y abundancia alimentaria, AMOR RECIBIDO. Unos padres que lucharon con sacrificio y esfuerzo para sus tres hijos, AMOR RECIBIDO. Una salud que respeta la edad con generosidad, AMOR RECIBIDO. Una estabilidad económica en la pirámide alta de los afortunados mortales, por dilatada actividad profesional. AMOR RECIBIDO. Unos hijos con valores interiores y suficiencia para discernir con criterio, AMOR RECIBIDO. Una esposa de excepcional clasificación. Dar desde el primer día que la conocí hasta su última posibilidad de manifestarse con palabras, susurros o percepciones sensoriales de sus miembros. Dar copiosamente, sin pedir ni lamentarse, feliz y agradecida desde la aurora al crepúsculo. AMOR RECIBIDO Siete amores recibidos en tantos meses, años y décadas. Todos los que un ser humano aceptaría desde su nacimiento, como los siete días de la creación del mundo, excepcionales. Occidente con el 20 % demográfico goza del 80 % de bienes materiales y el tercer mundo vive paupérrimamente agravado de enfermedades sin posibilidad de imprescindibles medicamentos. ¿somos conscientes de este valor añadido al causal/casual milagro planetario de nuestro nacimiento? ¿Entonces? Esta inmensa fortuna recibida tenía que tener la misma paridad en el reverso de esa moneda que es la vida. ¿Cual? ¡UN INMENSO DOLOR! Tanto en mi corazón que me ha dejado inerte, indefenso. Ya nada tiene un valor especialmente significativo si no lo puedo compartir contigo. Me alegrarán algunas cosas o vivencias en el tiempo que deba/merezca vivir: hijos, nietos, amistades, lugares; con mayor o menor intensidad, pero YA SIEMPRE estará mi mente con pensamientos y corazón con sentimientos a tu recuerdo imborrable. Es una deuda con el destino, un tributo que no aceptaba aplazamiento ni indulgencia. Creo que estoy cumpliendo un mandato y designio de Dios. Él proveerá, lo necesito. --- He leído el libro “La rueda de la vida” Repetiré la lectura porque hay citas que me han influido. La última, dice: Uno no crece si todo es perfecto. Pero el sufrimiento es un regalo que tiene una finalidad. A mis años, lógicamente en las postrimerías, probablemente aún no he cumplido o descubierto la auténtica finalidad de mi Camino en la tierra. Otro: En el río de lágrimas, haz del tiempo tu amigo. Si un buen amigo es un gran tesoro, espero encontrar ese intérvalo entre las láminas del calendario futuro. Algún día, mis hijos descubrirán estos pensamientos plasmados en los folios del ordenador. Nuestro padre –justificarán- estaba viviendo un trance muy doloroso, el mas doloroso de su vida y todo lo asumía como una esponja absorbente para intentar comprender/aceptar la ausencia de mamá. Es mas que eso aunque no sepa como expresarlo. (Jaime aparte de ser paciente, alumno de zen y amigo, es un ser precioso) torredevori@msn.com