25 enero 2010

Carta de una agradecida ex-paciente de cáncer

Primero una nota de Suzanne: A modo de dar esperanza a todas aqullas personas que estén pasando por una experiencia similar para que sepan que Sí hay otras cosas que se pueden hacer de forma paralela al protocolo convencional y una maravillosa luz al final del túnel a menudo lleno de miedos, pesimismo, dolor y sufrimiento. Aquí tenéis una copia de la carta que me llegó hoy por email con una enorme alegría, otro caso de una curación milagrosa gracias a la técnica energética de ZEN, unas pautas de dieta sana, unos pocos suplementos para apoyar durante la quimio y un reset mental para tener todo para ganar proyectando mentalmente la curación y con alegría. Invito a los demás pacientes curados por la misma vía que hagan lo mismo y así creamos un archivo de testimonios de esperanza en este blog. Siempre he dicho que gracias a mi propia experiencia puedo aportar esa chispa de esperanza aunque la medicina convencional la niegue.....mientras uno respire siempre existe esa posibilidad. Enhorabuena a Alicia....todo ha sido obra tuya!!! Ahora que sirva tu experiencia para dar esperanza a los demás y aquí te brindo la posibilidad para empezar un nuevo camino ayudando con tu buena nueva! Hola Susan, Sólo unas líneas para darte de nuevo las gracias. Soy tu paciente número 53, fui a visitarte para pedir tu ayuda al detectarme un cáncer de cuello de útero y, hoy, puedo decirte que mi cáncer ha remitido (los médicos no encuentran rastro ni con la resonancia, ni con el PET, ni con TAC, ni con la citología...). No sé si recuerdas, en un curso Zen, me acerqué para darte las gracias: mi cáncer se había reducido a la mitad, pues hoy, ya no tengo nada; así que, “por la parte que te toca”, de nuevo agradecerte tu cariño, tus consejos, “eso” que sólo tu trasmites.. gracias, gracias, gracias...infinitas. A día de hoy sigo tomando las pastillas que me recomendaste (Silimarina, Ester-C 1000 mg, champiñón del sol y la espirulina (para recuperarme de la quimio, se me quedó el pelo “muy flojito”). Un beso enorme, Alicia Xipell xipros@terra.es