27 julio 2009

TRANSCRIPCION DE LA CHARLA SOBRE EL RESET Marzo 2009

Charla : marzo 2009 (1h,20mins) Suzanne Powell, "EL RESET"
Ok, aquí estamos de nuevo... Buenas tardes, muchas gracias por venir a escuchar una vez más. Llevo toda la semana preparando "una bomba". Digo: ay Dios mío, ¿cuántos van a repetir después de hoy? Empecemos suave...... Un señor mayor en su casa, va a la habitación de su hijo, le dice: hijo, va, venga, levántate que es hora de ir al cole. Se tapa la cabeza y dice: no quiero ir al cole. ¿Por qué no quieres ir al cole, hijo? Mira, primero, es aburrido, es un rollo; segundo, no me gusta lo que vivo ahí con todos, los niños se ríen de mi y encima no me hacen caso. Yo no quiero ir al cole. Y el padre, con mucha comprensión y una sonrisa en la cara, dice: mira hijo, te voy a dar tres motivos por los cuales tienes que ir al cole hoy: primero, es tu deber, segundo, tienes 45 años y tercero, eres el director....!!!!!!! Es SU realidad, no decía ninguna mentira, no quería ir al cole. ¿No se dice que los niños son los que dicen las grandes verdades, que un niño no sabe mentir? Los niños están más frescos, en el sentido de que están más cerca de la fuente de donde salieron. Todos nacen angelitos, hasta que les cambiamos, ¿cuantos de vosotros de niños teníais un sueño? Sueño de un trabajo que queríais realizar. ¿Cuántos de vosotros estáis realizando el trabajo que teníais en mente cuando erais niños, cuantos? ¿1, 2, 3, 4, 5, 6 y medio? Yo recuerdo de pequeña mi padre me decía que hagas cualquier cosa pero que no seas profesora. Salí de la universidad, directamente a una escuela de ingles, en St. Peter’s School en Barcelona. Y ahí estuve 9 años dando clases y recibiendo clases; y recibiendo clases, ¿de quién?, ¿de quiénes? De todos mis pequeños maestros: los niños. Y a ellos siempre, a pesar de que eran clases de ingles, yo siempre les enseñaba lo que yo sentía. Yo siempre les decía: no escuchéis a vuestros padres, pero que no me oiga el director. Tenéis que buscar cada uno de vosotros vuestro don personal, que cada uno nace con un don en especial. Algo que tú sabes hacer mejor que nadie más en este planeta. Lo tienes que descubrir, tienes que tragar mucha porquería en muchas asignaturas que ni siquiera te interesan, pero dentro de ese tiempo tenéis que estar atentos a sentir qué es aquello que te mueve el corazón, el alma, qué es aquello que dices: “ah esto”; o quién te inspira, porque a veces a través de la inspiración de otra persona tú quieres seguir por ese camino. ¿Cuántas veces habéis pensado: “ah, a mí me encantaba la profesora de historia, pues yo quiero ser profesora de historia también”, ¿sí o no? O “cuánto odio al profesor de matemáticas”, y odias la asignatura. Es la influencia que ejerce sobre tu mente. Pues un niño en particular... Recuerdo en inglés, me gustaba hacer cosas diferentes y un niño era el tímido de clase y pensé: a este niño le voy a dar un papel importante en una obra de teatro, y le di el papel de un rey. Era un tipo de comedia. Y en esa obra de teatro, Oriol salió de su caparazón, y encina le puse con su amiga del alma como la reina y de repente se transformó. Y fue la sorpresa para todo el colegio. Al final, cuando yo me marche del colegio después de 9 años, todos los niños del ultimo curso me hicieron un librito con sus dedicatorias y entre ellos ponían su mensaje para mi; y entonces, entre ellos, todos esos mensajes, Oriol había puesto que muchas gracias por hacerle encontrar su don, que gracias a esa experiencia se quería dedicar al teatro. Hoy en día, Oriol Vilá, ya es un actor de peso, de importancia, aquí en España. Todavía joven, muy guapo, ya está haciendo series en la tele, pero ya está haciendo películas, ese chico timidillo. Entonces, siempre digo: “hay que escuchar a los niños”. El otro día le pregunto a mi hija: “Joanna, de mayor, ¿qué quieres hacer?”. Yo tengo todas mis ideas de lo que yo quiero que haga mi hija, sobre todo que no cometa mis errores. Pero yo sé que tengo que permitirle a ella que ella siga su sueño. ¿Y que me dijo? “Quiero ser cuidadora de delfines”. Digo: “vale, pero mientras tanto, hay que ir al cole, hay que estudiar, hay que cubrirse socialmente, hay que cumplir socialmente.......”. Porque estamos viviendo aquí en la sociedad, nos guste o no, pero a ella le intento hacer comprender, que le guste o no lo que está aprendiendo en el cole, que al final, siempre será ella la que elija, y que tiene que aprender a practicar la tolerancia, la paciencia, y todas las otras virtudes porque son una oportunidad para crecer, ser una persona que vive dentro de este mundo, dentro de la sociedad, pero si ser de ella. Ser un ejemplo. En el budismo y en el oriente lo explican de una forma, dicen: ser flor de loto. Al ser flor de loto, eso significa que la flor de loto necesita un charco muy sucio maloliente para poder crecer, pero cuando crece, crece por encima del nivel del agua y emite un perfume que anula todos los malos olores alrededor, pero precisa de ese agua sucia para poder crecer. Tú puedes aprender a ser flor de loto dentro de la sociedad, donde tú brillas, donde tú das tu perfume, anulas los otros malos olores que haya a tu alrededor. ¿Cuántas flores de loto van a salir de aquí? Elige ser una. Sé flor. ¿Ok? Bueno, he empezado suave, vamos a ir al tema. Empezamos hablando de ser niños, los niños no tienen ideas preconcebidas. Los niños ven y viven lo que hay. Hasta que les creamos la programación. Antes se decía: ver para creer, ¿no? Pues ahora cambiamos: creer para ver. Porque lo que no crees no lo puedes ver. Ahora vamos a intentar entender eso, el poder de nuestra mente. Muy fácil. Un hombre que practica el hipnotismo a nivel de espectáculo en los Estados Unidos, sabe perfectamente cómo se puede manipular una mente, para que esa mente conozca la realidad programada previamente. Habréis visto muchas veces la imagen de un hipnotizador que viene y toca la cabeza y esta se cae hacia delante y luego el que hipnotiza dice: cuando te despiertes, te voy a dar una manzana que vas a comer y le da una patata, y la persona se despierta y se come la patata pensando que es un manzana, ni si quiera distingue el sabor ni la textura. ¿Por qué? Porque su mente ha sido programada, por lo tanto sus cinco sentidos se adaptan a su creencia. Y le ha dicho: lo que tienes en la mano es una manzana y el señor está viendo una manzana. Y el resto del público esta viendo una patata, en sólo cuestión de segundos. Sacó un ejemplo de un señor y dice: cuando te despiertes no vas a ver a tu hija en el escenario y pone a su hija delante de él a la altura del ombligo de ella y le despierta y le dice, ¿qué tal, cómo estas? Dice: bien, perfectamente. ¿Tu hija donde está? No lo sé, no está aquí, habrá salido al baño o algo. Entonces él le coge la mano, la muñeca de la hija y dice ¿qué hay aquí? Es un reloj. ¿Y qué pone? Pues la hora. ¿Y que pone aquí detrás? Y lee la inscripción del padre a la hija, y dice: ¿pero tú qué haces con el reloj de mi hija? Dice: ah, se lo habrás quitado. Y estaba puesto el reloj, simplemente no la veía, porque su mente había programado que su hija no estaba ahí. ¿Entendéis? ¿Es fácil de creer verdad? Pues es muy fácil manipular las mentes cuando todo el mundo va en una misma onda, entonces ¿qué está pasando en este mundo? Yo empecé la ultima charla diciendo que estáis todos dormidos, estamos todos dormidos. Estamos drogados, estamos hipnotizados, y es cierto y ¿por que? ¿Qué está pasando ahora en el mundo, qué está pasando por ahí? Que hay personas que están intentando despertase de esta falsa realidad, porque lo que es la realidad, lo que vemos, lo que escuchamos, lo que tocamos, lo que olemos, lo que saboreamos, sólo son cosas que parecen materiales en este mundo, pero sólo forma parte de una ilusión holográfica que se llama nuestra realidad. No es real. Si lo percibimos todo en tres dimensiones es porque nuestras mentes están programadas para sólo ver aquello que se puede percatar en tres dimensiones. Es estar como dentro de la cáscara de un huevo, que no puedes ver más allá del huevo. Esta ilusión es lo que nos hace movernos como un rebaño. Tú puedes ver, puedes tocar, puedes sentir, y vives esa realidad. Pero si yo os digo que todo lo que estáis viendo es una ilusión que no es real, porque cuando uno tiene la programación de que estamos aquí y no hay nada más allá, estamos dormidos, viviendo el mismo sueño. Pero cuando uno se despierta de este sueño, de repente nuestro enfoque sobre esta supuesta realidad cobra otro sentido, ¿vale? Vamos a empezar a ir lejos, porque pasa cuado hay personas que se llaman personas sensitivas, médiums, videntes, personas más sensible que de repente ven cosas y lo niños también, que ven cosas que nosotros no podemos ver; o de repente te despiertas de un sueño o de una meditación y tienes una visión que está y desaparece, porque en ese momento ves algo, intentas luego verlo y ya no está. ¿Qué esta pasando? En esta ocasión estamos saliendo o estamos fuera de la simple percepción de las tres dimensiones. Estamos viendo algo en multidimensión porque somos seres multidimensionales. Cuando oyes a otras personas, cuando ya tocan temas de espiritualidad, hay personas que dicen: “ah, soy espiritual, voy al campo, miro los árboles, las flores, los pajaritos que cantan, estoy con la cabeza en las nubes todo el día, porque soy una persona espiritual, he despertado a la naturaleza”. Dicen: ¿el despertar es eso? ¡Mentira! El despertar es muy cruel, porque de repente cuando empiezas a salir de ese sueño tu mundo se colapsa, hay un caos alrededor, los amigos huyen de ti, de repente vienen pruebas gordas, caos, hay un absoluto caos en tu vida. ¡Bienvenido sea! Wa!, Ey, esto no es lo que yo pensaba. Y de repente, todo tu cuerpo empieza a vibrar y lo quieres gritar al mundo. Lo que tú estas viviendo es lo que quieres transmitir a todo el mundo para que despierten, para que no te sientas tan solo con tu propia locura. Sabéis, en inglés se dice salir de tu mente, estar fuera de tu mente significa estar loco, pero cuando vayas conociendo otros locos, el mundo es otro mundo, ¿OK? Hay que entender qué es esta realidad. Yo os hablé o creo recordar de lo que somos nosotros realmente, cuando hablamos del reset somos ordenadores biológicos. Eso significa que estamos viviendo una realidad en tres dimensiones como robots. Esa imagen de que vamos todos juntos a la par como robots. Pero este cuerpo físico no somos nosotros, no nos tenemos que identificar con el ordenador; y ese robot, para poder funcionar necesita su software, el disco curo y los disquetes y la información para poder caminar, para poder realizar las tareas, para poder funcionar al igual que un ordenador. Pero cuando el programa empieza a ir mal, ¿que pasa? El sistema empieza a ir mal al igual que nuestro cuerpo. Cuando el programa falla, nuestro cuerpo empieza a ir más lento y todo lo que es el circuito empieza a ir lento y la energía no fluye y empezamos a enfermar. Estas enfermedades simplemente son desequilibrios energéticos. Hay un punto de partida de algún tipo de reacción, algún tipo de desequilibrio. Entonces, tenemos que despertarnos a una nueva realidad. Antes se hablaba de que las enfermedades empiezan por algo; muchas de las enfermedades empiezan por las emociones y los conflictos mentales, cuando hay un conflicto mental crea un cortocircuito en nuestro organismo. Sabéis que hace mucho tiempo se hicieron unos estudios creo que fue en Rusia, con médicos que practican la acupuntura, e inyectaron tinte dentro de todos los meridianos y luego hicieron un tipo de rayos X y se veían todas esas líneas energéticas, digamos canales, y en la foto al final parecía perfectamente un circuito eléctrico o electrónico; y es así como somos. Tenemos que buscar esa armonía. Cuando toda la energía fluye con armonía todo va bien, pero cuando hay interferencias, es cuando empieza a colapsarse el organismo. Entonces, ¿que pasa? Estamos programados como robots, si nos identificamos con este robot no podemos ver mas allá. Muchas otras enseñanzas hablan de los cuerpos sutiles, los otros cuerpos etéreos, cuerpo mental, nuestro campo magnético, eso pertenece a algo ajeno a lo que son las tres dimensiones porque no se pueden ver. Y el mero hecho de que no se pueden ver no significa que se tengan que negar, muchas veces en programas hemos visto a personas que dicen que “he salido de mi cuerpo en una operación y he visto a los médicos y las enfermeras y como iban operando y las conversaciones que iban teniendo”, ¿no es así? Entonces nosotros somos más que no es lo que es simplemente el cuerpo físico. Vamos a ir más lejos todavía. En este mundo hay un grupo pequeño de personas que están manipulando o controlando a las masas, ¿OK? Gobiernos, políticos, financieros, grupos religiosos y mafias, sectas, grupos satánicos, los illuminati... Hay grupos que están conduciendo al rebaño. Son personas que tienen una información: saben cómo funcionamos, saben perfectamente cómo funciona la ley de atracción; y durante todo este tiempo han estado intentando escondernos la ley de atracción, pero sí que la han practicado ellos para conseguir el poder, y la riqueza mundial. Todo el mundo quiere dinero, porque todo el mundo piensa que el dinero es poder, por lo tanto, ellos han estado manipulando a muchos niveles, y ¿qué pretenden? Pretenden mantenernos dormidos en ese estado de inconsciencia, nos quieren mantener como robots, nos quieren mantener como el rebaño, calladitos y todos juntitos, haciendo lo mismo, o si alguien se despierta al menos mantenerlo controlado. ¿Cómo lo hacen? Nos agarran con el mundo en tres dimensiones. Muy fácil: nos mantienen enfermos, porque no dejan que nadie se cure, no dan la cura milagrosa para el cáncer, para la depresión, para la fibromialgia, que son incurables. Pero sí se alimentan de las recetas farmacológicas para que tú consigas gastar mucho dinero para intentar estar sano, pero no lo estarás. Los anuncios en la televisión nos seducen los cinco sentidos, los cinco sentidos pertenecen a nuestro robot biológico, nuestro ordenador biológico. Te crean una demanda de X perfume, X producto lácteo que te va a mantener el intestino sano... te van creando la tentación de la bebida gaseosa de color marrón, etc. Te crean esa demanda, esas tentaciones para mantenerte en tres dimensiones, para que no te despiertes; y peor todavía, crean nuevas sustancias que alteran nuestra bioquímica cerebral para atontar el sistema nervioso, como por ejemplo, el aspartamo. Son neuroexcitantes y alteran el sistema nervioso, la bebida gaseosa aquella que va muy bien para desatascar y para limpiar los óxidos, y todo eso que contiene cafeína para alterar el sistema nervioso. Las vacunas que contienen mercurio y otros metales pesados que pueden causar incluso enfermedades como el autismo. Todo afecta de forma sutil, pero de esa manera nos mantienen intactos dentro de lo que ellos quieren para nosotros, es esa pura manipulación. ¿Qué pasa cuando alguien se despierta y se da cuenta? Entra en otro modo y quiere ayudar a la gente a despertarse de esa no realidad, esa falsa realidad, esa realidad holográfica; porque nosotros no somos más que conciencia pura y amor. Entonces, todo lo que es lo contrario a eso, es el bombardeo diario para mantenernos dormidos y en ese estado casi vegetativo ¿ok? Habréis oído hablar y hay cada vez más cosas en Internet que nos van a bombardear. Como hoy estaba leyendo de la verdad detrás de la historia de las torres gemelas en Nueva York. Que resulta que no es lo que dicen, que no han sido los aviones, sino una manipulación de algo provocado por los mismos americanos. Al igual que eso hay corrupción en el gobierno, corrupción a nivel médico, a nivel político. Ellos saben lo que hacen. Ahora a ver que pasa con Obama, que él no sea un manipulado más y utiliza la figura de un hombre bueno para ir detrás. Nos esconden mucha información pero todo ira saliendo porque ahora con Internet, ahora con los blogs, toda la información puede salir con más facilidad y ya no pueden hacer nada para esconderlo. Me enteré el otro día de que los Estados Unidos han hecho 800 campos de concentración. Ya se ven en Internet con ataúdes ya elaborados para que quepan tres cuerpos, para los que en un futuro, lo que llaman el nuevo orden mundial, los que estén en contra del nuevo Gobierno los van a fusilar igual como los campos de concentración. Mucha información de ese tipo que está empezando a salir. ¿Qué quieren o qué pretenden con eso? Causar miedo y psicosis colectiva y lo están haciendo muy bien. Pero, ¿qué pretendemos nosotros? Si nosotros nos despertamos y creamos y ayudamos a despertar a los demás, tenemos que olvidarnos del miedo y tenemos que crear una conciencia colectiva del poder de todos. De todos siendo uno, porque cuando un político se levanta y dice: “yo voy a hacer esto, esto y esto”, todo el público se levanta y dice: “¡pues va a ser que no!”. ¿Qué poder tiene el político en este momento? Ninguno. Como los burkas el otro día que hablamos, que si un día todas las mujeres se deciden a quitárselo, ¿qué pueden hacer? Nada al respecto. Entonces hay mucha confusión con respecto también a lo que son las religiones. Es: “todo va bien mientras tú no saques la cabeza y digas: pero si no fue así” Uy, fuera, eliminación, como un obispo católico que empezó a hablar de estas nuevas verdades que están diciendo de las torres gemelas. Uf, excomulgado. Y ahora le han pedido que pida perdón públicamente, que lo ha hecho supongo que para hacerles callar, y entonces ya se puede seguir dentro de la iglesia, pero que tenga mucho cuidado con lo que diga. Todo es manipulación, todo es control. Pero nosotros tenemos que tener ese valor de seguir el corazón, olvidarnos de la mente, porque cuando la mente la aparcamos, el sistema nervioso se controla y nuestro corazón empieza a vibrar. Todo esto lo estamos viviendo a nivel vibratorio, a nivel energético, como una gran red, como un Matrix que es la ilusión. Pero nosotros estamos dentro y estamos conectados por nuestro ADN, que es como el contenido del disco duro de un ordenador, y vibramos a un nivel similar, lo símil atrae a lo símil. ¿Qué pasa? Hay una teoría que se llama la teoría de los cien monos. Al menos en ingles se llama así, la versión castellano, no se... el centésimo mono... -El mono número cien. -El mono numero cien. O la mona. Se basa sobre la teoría de que cuando un grupo pequeño de una misma especie adquiere una información o unas habilidades o aptitudes, por vibración, todos los animales de la misma especie empiezan a actuar de la misma manera. Si es el mono que coge unas aptitudes nuevas, contagia a los demás, pero los monos a 20.000 kilómetros al otro lado del planeta empiezan a hacer lo mismo, pero los elefantes no. Son los monos. Entonces, con los seres humanos pasa lo mismo. Empezamos a coger actitudes diferentes. Entonces, lo primero que tenemos que hacer es como hablamos en la ley de atracción: poner todo nuestro enfoque sobre lo que queremos y no sobre lo que no queremos. Porque por el mismo precio vamos a conseguir o esto o esto, entonces con todo este bombardeo y esta información y todo lo que está saliendo se va a crear una psicosis de miedo, de que más vale vayas con el rebaño para que no te corten la cabeza. Entonces tenemos que no tener miedo a eso, seguir nuestro corazón, despertar de esa realidad falsa, porque eso no existe si no le prestamos atención, estos grupos secretos, de los illuminati, etc. Siguen existiendo porque roban nuestra atención, si cambiamos nuestra conciencia y ponemos todo el enfoque sobre nuestro paraíso en la tierra, vamos a vibrar como el centésimo mono, el mono numero cien, a que esto salga. Entonces, es lo que llamamos el Internet alternativo. Vamos a crear la contrapartida de la psicosis. El otro día estaba pensando, vi un anuncio en algún sitio que ponía: ¿quien crees que puede ser el anticristo? Ponía Obama, Sarkozy y no sé quién más, ¿no? Y pensaba en la palabra, anticristo, anticristo, anticrisis, anticrisis. ¡Mecachis!, se ha creado la crisis para una nueva psicosis y la crisis no existe. Es una cosa creada porque luego si utilizamos la ley de atracción: oh, claro, con la crisis no llego a final mes, pues no llegaras a final de mes. Sí, hay una crisis, si tú lo crees, Si la quieres en tu vida, préstale atención. En mi vida no hay crisis, aunque me hayan despedido, ¿vale? Más abundancia que nada, que nunca, enriqueces a otro nivel. Hay que vivir en plenitud de la abundancia, porque nos han enseñado que venimos de un lugar, de un algo, la fuente. Como se puede imaginar, una fuente que es sólo amor, y es pura conciencia, no es otra cosa, y de ahí emana todo lo positivo, entonces donde yo pongo mi atención y sabiendo que vengo de una fuente de todo lo que yo deseo, pues voy a ir en esa dirección y no ir en la dirección de la crisis, ¿vale? Entonces, estos grupos que están manipulando las masas, pretenden crear esa vibración para los suyos del poder total sobre la humanidad, el que no encaje, será eliminado. Y su terror, su gran miedo, es que la humanidad se despierte, es su terror, por eso están haciendo todo lo posible, toda esta corrupción, todas estas cosas que están saliendo ahora a la superficie para mantenernos con miedo, para que estemos ahí diciendo: ¡¡sálvennos!! Sálvennos de la crisis económica, de la tercera guerra mundial. Ellos crean la bomba y nosotros con miedo, sólo miramos a ellos como diciendo: confío en ti, sácame de aquí, y esto es una farsa, esto es conducir la humanidad hacia ese lo que llaman ellos nuevo orden mundial, sociedad fascista. Yo ahí no voy, ni loca. Prefiero estar fuera de mi mente, felizmente loca y con mi propia realidad. Dicen que cuando tú ves algo como real de este mundo, que tocas, sientes, ves, percibes, te parece tan real, al igual que ves un holograma, dices: parece real, pero es sólo una imagen. Tú ves la tele, la tele parece real, cuanto más grande la pantalla, más te metes dentro ¿verdad? Vives la película con todas las emociones, todo parece real. Pero si cambiamos nuestra perspectiva y salimos de esa ilusión en tres dimensiones, ves que esto no es nada. ¿No dicen que somos el 99,9% espacio? Tú ves algo con los ojos físicos, ves algo en tres dimensiones, pero sólo ves una milésima parte de lo que es tu capacidad de ver, que es el 0,05% de lo que se entiende como materia. Imagínate lo que no estas viendo más allá. Si aprendemos a controlar el sistema nervioso, aparcar la mente, poner silencio ahí dentro, todo cambia. Cierras los ojos, empiezas con una nueva realidad, se libera la mente, y este tercer ojo se activa. Y empiezas a vivir como una persona en multidimensiones, en multifrecuencias, ¿cómo se puede entender eso? Aquí estamos en este momento, son las siete de la tarde y si abrimos el televisor, le tele, hay muchos canales, muchos programas, la radio también, en Internet también, y están pasando todos a la vez y no hay interferencia entre sí. Pero tú puedes sintonizar con tele española, puedes sintonizar con el canal cuatro, la sexta, lo que sea. Sólo apretando un botón conectas con diferentes frecuencias. Ondas que vibran a diferentes niveles, pues nosotros somos en multifrecuencia, somos de vibración y podemos subir y bajar la frecuencia para sintonizar. Significa aparcar la mente y cuando sintonizas con alguien, lo puedes hacer, lo llaman telepatía. Lo llaman casualidad. Suena el teléfono, ibas a llamar a Juanito en África y coges el teléfono y antes de marcar: “Juanito, pero estaba a punto de llamarte, cómo van las vacaciones”, “oh, yo también, pues justo pensaba en ti”. En ese momento ha habido una conexión de frecuencias. Me pasó una cosa muy divertida. Antes tenía un maestro físico que se murió hace cuatro años, y tuve la enorme suerte de poder compartir físicamente 7 años con él traduciendo para él, por España y algún país sudamericano. Y en este tiempo aprendí qué es esto de conectar por frecuencia con una persona. Y recuerdo que él iba a los Estados Unidos, a Arizona, y tenía que coger el avión en Francia. Entonces yo estaba en Barcelona y él en Francia, y estaba en el aeropuerto con otros compañeros que le acompañaron y le llaman a la oficina de información. Va ahí, le entregan un teléfono y dicen Suzanne Powell te llama. Coge el teléfono, no hay nadie. ¿Qué querrá Suzanne?, nada. Sube al avión, llega a Phoenix, le llaman otra vez a la oficina de información, Suzanne Powell te llama. ¿Qué querrá?, algo pasará. Nada, llega a casa justo cuando él pasa por la puerta de casa yo le recuerdo y digo: ah, le voy a llamar a ver si ha llegado bien. Coge el teléfono: ¿qué pasa que me llamas por todas partes? No, si acabo de llamarte ahora mismo. Dice: pero si me has llamado al aeropuerto en Francia y también en Phoenix, y digo: no, yo no te he llamado. Ah bueno, está bien. No, no está bien, explícamelo, que esto lo quiero comprender. Claro, no solía preguntarle el porqué de las cosas, no era una curiosa, pues por algo será. Y me dice: en ese momento yo estaba pensando en ti y tú estabas pensando en mí, creamos una conexión por alta frecuencia y se materializó la llamada. Y yo: qué guai, ya no necesitamos teléfono, no hace falta gastar teléfono. A partir de ahí, empecé a utilizar lo que es conexión por frecuencia; y muchas veces le llamaba a Francia y me decía: ah, me has escuchado ¿verdad? ¿Quién era emisor y quién era transmisor? Somos constantemente seres que estamos transmitiendo y recibiendo por frecuencias, al igual que la radio. En un momento transmitía yo y en un momento trasmitía él. Ah, voy a llamarle, en reuniones por ahí, lo que sea, él me decía mentalmente: Suzanne, ven aquí y yo hacia... pero era una cosa que vivías como algo muy espontáneo, natural, porque el canal estaba preparado, el programa estaba abierto, receptivo, significa estar receptivo. Si yo tengo la radio apagada, de nada sirve. Tú puedes decir tengo una buena conexión, pero si no tienes cobertura, no vas a recibir ninguna llamada, ¿ok? Entonces, esa conexión, esa transmisión, conexión, ser receptor, transmisor, es a partir del momento cuando empiezas a darte cuenta de que esto es posible. Porque si mentalmente no concibes que esto puede ser posible, es imposible que actúe así, que funcione así. Por lo tanto, él siempre decía: mente abierta, aunque te parezca lo más inverosímil, ten la mente abierta. Fue tanta la conexión que a veces y me gusta explicar la historia del bocadillo de huevo, huevo duro y sal y pimienta, que estábamos de viaje, en Vietnam, pasando muchísimo calor, hambre, horas de microbús arriba y abajo. Y recuerdo que dije a un compañero que estaba conmigo, harta de comer sopa vietnamita, los fideos, la hierba y el pollo, que le dije: oye, ¿sabes qué?, lo que daría yo por comer un baguette, pan blanco, con un huevo duro en lonchas y un poco de sal y pimienta negra, ah, lo que daría. A los cinco o diez minutos, paramos y fuimos a hacer pipí por el camino, y nuestro profesor, nuestro maestro desapareció por ahí. Cuando volvimos al microbús, se sube al microbús con una media sonrisa. ¿Tenéis hambre? Sí, ya lo creo. Mete las manos debajo de la chaqueta, sacó un papel de periódico y saca panecillos. Y digo: ahí va, si en Vietnam no hay pan. No se ve en ningún sitio. Estamos en medio de la nada, en medio del campo, en una carretera en medio de la nada y nos tira a cada uno un panecillo. Dice: mira, lo que has soñado hace un momento. Uf, como saque huevos ahora... Mete las manos en los bolsillos y saca huevos. ¡Sí hombre!, ¿cómo van a ser duros?, que nadie vende huevos. Nos tiró, todos así, por si acaso se rompieran, nos tiró a cada uno un huevo duro. Y Javier me dice: como saque sal y pimienta negra, le voy a poner un altar. Acto seguido pone las manos en los bolsillos y saca trocitos de papel de periódico muy doblados y va y a cada uno nos tira papelitos. Lo abro, ya con un nerviosismo y ansiedad, ansia de saber, y dentro había una mezcla de sal y pimienta. Si me vierais, pelando el huevo, haciendo lonchas con los dientes, haciendo así, y sal y pimienta. Ese bocata, ¿a que supo? Bendita gloria, ¿verdad? Así lo metí: a palo seco. Le dije a Javier: mira, tengo una sed... Como faltaba el pan amb tomàquet, el aceite y tal... lo que daría yo, ¿sabes un coco de estos frescos de agua de coco y tal? A los diez minutos dice, ¿alguien tiene sed? Bajemos. Había una señora sentada, rodeada de cocos, con cañas, cañas de bambú y era justo lo que yo había deseado. Yo ya estaba bastante mosca. Satisfecha, pero mosca. Esa tarde, cuando llegamos, le pregunté: ey, ¿como has hecho eso, eh? ¿Yo? Yo no he hecho nada. Sí, vamos a ver, huevo duro, sal y pimienta, y pan cuando yo acababa de echar el deseo. No, lo has creado tú. ¿Yo? Lo has deseado con toda tu alma, con todo tu corazón, con toda tu mente. Nació de ti, lo materializaste tú, lo que pasa es que me he puesto yo en medio para ayudarte, porque ¿cómo ibas a creerte tú que ibas a tener tu sueño realizado? Entonces, digo: ¿el truco cual es? Dice: cuando tú te entregas a ayudar a los demás, como fue un viaje caritativo de obras humanitarias, con bastante sufrimiento, es como una confabulación del cosmos que es sólo una extensión de ti -porque somos pequeños cosmos todos- confabula, tú echas el deseo y viene de vuelta, al igual que la ley de atracción: Echas el deseo, lo recoge por ahí la energía y te lo trae de vuelta. Tienes que creer en ello. Y pillé el truco y me decían: tú que estás enchufada, pide que tengamos X cosa, el arroz borracho como se le llama, para la cena. Llegábamos, ahí estaba en la mesa, fácil. Y pensé: esto es tan fácil que hay que disfrutarlo, ¿vale? Pero era la recompensa por el trabajo, no es tan fácil como decir: yo quiero un Ferrari rojo, no. Te lo tienes que ganar, ¿no? Es crédito y debito. Dentro de lo que es la ley cósmica, la ley kármica. Gánatelo. Si por lo que sea en esta vida no es posible tener el Ferrari rojo como tal, posesión tuya, te vendrá tu nieto y dirá: mira te hago un regalo y te hace el juguete del Ferrari rojo. Tu hija se casa con un multimillonario que te da un paseo de tu sueño en un Ferrari rojo, momentáneo, que no es tuyo, ¿ok? Entonces, nos convertimos en esta red todos juntos. Vimos el otro día, vi con mi hija la película Matrix; y ella lo disfrutó muchísimo y dice: mama, es verdad, eso ¿eh? Es verdad, es así, yo lo sé. Porque ya pensaba: se la tengo que enseñar, porque ella ya es una pequeña maestrilla así. Llevaba ya mucho tiempo diciéndome cuando se despertaba por la mañana: mama ¿sabes que? Todo esto es solo un sueño ¿eh? Sí, hija, só, pero venga, que hay que ir al cole en este sueño, ¿vale? Venga. Pero no es real ¿eh? Y sabes, mami, que el niño, el vecino de abajo, -que es autista, es un niño autista de 12 años-, sabes mami, de noche es un chico normal ¿eh? ¿Qué pasa? Su ordenador biológico tiene bloqueos, tiene fallos que no permite que él se exprese como una persona normal. Pero su cuerpo mental, su otra parte que es conciencia, es un niño perfecto, es un ser perfecto. Entonces, todos somos perfectos, sólo llevamos un traje, que se llama Suzanne Powell, Pepito Pérez, lo que sea. Es un traje que luego dejaremos cuando ya no nos sirva y todos somos uno. Uno puede decir: pero yo no puedo ser nada, porque yo sólo soy una gota en el océano. ¿Qué influencia puedo ejercer yo sobre el mundo? No eres diferente a nadie más, porque cuando tu gota se une al océano, tú eres el océano. Porque todas esas gotas formamos el océano. No somos individuales, todos somos necesarios para formar el océano. Y eso es lo que está saliendo ahora sobre el uno, la unificación, estar todos unidos, no tú, tú, tú y tú. Muchas veces, como llevo muchos años dando conferencias de nutrición, aparte de estos temas, me preguntan: Suzanne, ¿cómo es que no te pones nerviosa delante de un público? Porque estoy acostumbrada en sitios como en Argentina donde los públicos eran de 1500 personas, los cursos que hacíamos. Para mí no son 1500 personas, digo: cuando yo formo parte del publico, yo estoy escuchando para mi, yo soy uno, al igual que lo hace la persona de lado, la persona de al lado, la otra, la otra... Cada uno vive la experiencia de uno, por lo tanto, no hablo con 1500 personas, sino con una persona. La experiencia de uno a uno. Por lo tanto, si yo puedo tener un dialogo de yo contigo y tú conmigo, ¿por qué me tengo que poner nerviosa? Ah, no lo había pensado de esa manera. Y lo digo así, ¿ok? Vale. Matrix, ¿habéis visto Matrix, la uno? Lo explica perfectamente, cuando el protagonista se da cuenta, cuando sale de esa realidad y luego llega a progresar, que sólo ve a esos agentes como energía difusa, se da cuenta de que no existen realmente, es sólo algo de su imaginación. Es asombroso cuando captas la realidad, y dices: sí, es verdad. Pues yo emito una vibración, un deseo, un pensamiento, de quererlo comprender, pues toma, tendrás tu regalo. Hay una nueva película que ha salido ahora que se llama Push, ¿alguien ha visto Push? Pues es otro Matrix. Pero van a salir cada vez más películas de este estilo. Habéis visto Sexto sentido, ¿si? Es otra realidad. Pero claro, lo que se percibe en esas películas es algo fuera de las tres dimensiones. Recordáis que hicimos la charla del reset. Quién necesita ayuda para cambiar el chip, para salir de su vida ilusoria, su caos, enfermedades, su sufrimiento, sus traumas, sus dolores, su incomprensión, su soledad, lo que sea, lo podemos cambiar, en nada. Cuántas personas se han beneficiados de ese cambio de chip, cuántas personas luego me han venido a decir: Suzanne, desde que hice el reset, ya no soy la misma persona, porque ha cambiado su enfoque, ha desechado el antiguo programa, hemos limpiado el disco duro, hemos puesto el antivirus, hemos volcado un firewall. Y la persona cobra una nueva fuerza, nuevas ganas, de vivir. Ey, tengo una nueva oportunidad de vivir como yo quiero, ¿vale? Esto era a pequeña escala, la escala de la vida personal de cada uno. Pero ahora queremos ir a gran escala, queremos abarcar el mundo, queremos abarcar la conciencia colectiva, cuantos más pensemos de la misma manera, más rápidamente, más fácilmente vamos a cambiar esa realidad holográfica. Vamos a alejarnos de ese sueño del rebaño. Recuerdo una autora, es canadiense, se llama Ghislaine Lancetôt, ella ha escrito un libro que se llama “La mafia médica" y "qué demonios ha venido a hacer a esta tierra”. Ella explica el pez dentro de la pecera, que eres tú, que cada día da vueltas en el mismo sentido en la misma pecera, su pequeño mundo. Da vueltas y vueltas, pero los domingos al revés, lunes otra vez. Hasta que un día dices: me voy a saltar la pecera, pero el miedo de qué habrá fuera te impide salir. Entonces dices: la comodidad y la seguridad de lo conocido, me quedo dando vueltas en la pecera ¿Tú qué quieres hacer? ¿Quieres arriesgar y saltar a descubrir qué hay fuera? Tu cuerpo, sin quererte aventurar a descubrir una nueva más grande, más maravillosa realidad, lo que esté pasando ahí fuera en el mundo no será real si no le damos nuestra energía mental, si no queremos formar parte de esa realidad, de esa manipulación, de esa corrupción. Toda esa contaminación electromagnética, esa contaminación eléctrica, esa contaminación por ondas, esa radiación... ¿que creéis, que es por casualidad? Forma parte de la manipulación de nuestro sistema nervioso para atontarnos, para que no nos despertemos y para que sigamos dando vueltas en la pecera. Cuántas enfermedades están saliendo por culpa de esa contaminación eléctrica y electromagnética. Cuántos de vosotros dormís con un radio reloj enchufado en la cabecera. Cuántos de vosotros dormís con el móvil en la mesita de noche. Cuántos de vosotros tenéis televisor o equipo de música en la habitación con muy corta distancia y una continua contaminación electromagnética que te está infectando tu sistema nervioso 8 horas que estás durmiendo en la cama. Las personas que han desenchufado la habitación y han quitado esa contaminación electromagnética duermen bien, recuperan su salud, su sistema nervioso se calma. Y si duermes encima de un colchón con muelles se genera más campo, y si la base de la cama es metálica y las patas también, y si esta pegada a la pared, y encima la pared no tiene toma de tierra, bzzzzzz... Estás durmiendo en una cama así, cuántos tumores, cuánto cáncer por culpa de la contaminación electromagnética, cuánta leucemia, y las estadísticas son cada vez más alarmantes. Te enfermas, vas al hospital, te enchufan a una cama eléctrica, que sube y baja, enchufes, cables... Qué pasó una vez cuando fui a urgencias para ayudar a un amigo que estaba a punto de morirse. Voy ahí, se estaba ahogando, le hice la terapia energética, le pongo la mano en la cabeza y todas las maquinas hicieron cero, cero, cero, no hay foco. Alfredo, estás vivo ¿verdad? Dice: sí. Tranquilo, la maquina dice que estás muerto, te mantenemos con vida, interferencias, frecuencias, vibración... Luego vino la doctora, dice: ah, qué ha pasado en esta maquina. Viéndole a él tan fresco, no entiendo qué pasa con la maquina. Sólo le toque la cabeza, pero ¿qué pasa? Cuando se activan esos centros energéticos puedes recuperar tu salud, porque trabajamos primero con energía cósmica que se adapta a la energía del cuerpo humano, no a la radiación que ponen los médicos para frenar un cáncer. Luego, no te dicen que la radiación de la radioterapia te puede producir cáncer de tiroides, luego te pasarán al especialista cuando te salga. Te mantienen enfermo, vas al medico por un problema de estomago y te da una pastilla que te fastidia luego el hígado, te da una para el hígado que doblemente te fastidia el estomago y los riñones, y luego ya rebota a otros. ¿Dónde está la medicina holística? Yo enseño una técnica que aprendí con ese maravilloso ser del bocadillo de huevo duro y sal y pimienta, y esa técnica te enseña a controlar el sistema nervioso y a ser tú mismo. Aprender a saber quién eres tú realmente, se activan los centros energéticos para que tú tengas tu conexión y aparcando la mente, aprendes a estar en cobertura. Para que tú puedas ser autónomo, cualquier cosa que salga en tu salud, que se vuelve loco el programa de tu ordenador biológico, pones armonía, controlas el sistema nervioso, evitas las influencias exteriores como la contaminación electromagnética, lo neutralizas todo. Y lo he demostrado en pacientes de cáncer que han recibido radioterapia. Van a la sesión de radioterapia por la mañana y vienen a mí por la tarde, y la radiación que les ha puesto el medico se la quito yo. En un caso particular, un paciente, sólo en su pierna le pusieron 40 sesiones de la radio más fuerte y los médicos alucinaron cómo podía ser que no tuviera quemaduras ni ningún tipo de señal en la piel donde le habían puesto la radio, sólo que no crecía el pelo, el vello, en esa zona. Los médicos vinieron de los Estados Unidos para investigar este caso inexplicable. Entonces mi maestro había hecho también experimentos con radiólogos para demostrar cómo la técnica podía eliminar los isótopos, eliminando toda la radiación y pudiendo luego comprobar tomando todas las mediadas a cero. Entonces, es real. La técnica la enseño de forma totalmente gratuita. Lo único que pido colaboración con los alumnos para que se pueda pagar el alquiler de la sala, nada más. Está abierto a todo el mundo. Entonces, utilizando esa técnica tienes herramientas inmediatas para poder solventar cualquier cosa en tu vida usando simplemente tus manos. Aprender a hacer relajación, meditación y respiración con conciencia. Me encanta cuando vienen los más escépticos, porque pienso: “te vas a enterar”. Luego, los escépticos se convierten en los más maravillosos practicantes de esta técnica. Hay uno aquí, que no voy a mencionar, porque me dijo: “como me saques, lo pagaras caro”, ¿no? Y venía con mucha resistencia, forzado, un poco forzado por la familia y tal. Pero ahora es un fiel practicante y todavía se sigue maravillando de cómo puede ser, su lumbago que lleva desde los veinte, los dieciocho años con el lumbago, y ahora a sus 71 años, no tiene lumbago para nada y sólo lleva no sé si un par de meses practicando la técnica. Sus nietas, sus nietos, son ya sus conejillos de india. Entonces, me encanta porque me dicen: Suzanne, cómo puede ser que inviertas tu tiempo gratis en algo así. Dando esta técnica, digo: mi mayor satisfacción y felicidad es ver los resultados y como se maravillan diciendo: Suzanne, esto funciona. Me siento tan feliz, soy otra persona desde que he aprendido la técnica y no hay palabras. Entonces, yo siempre digo: vale tanto, tiene tanto valor que no se le puede poner un precio, ¿ok? Si tenéis interés en aprender esta técnica, que sepáis que se enseña de lunes a viernes. Es una semana y son dos horas diarias, hay que estar los cinco días. Se da una teoría simple, algo de filosofía de la enseñanza, filosofía de vida, y una capacidad real. No lo anuncio en ningún sitio, y siempre digo: quien tiene que venir, quien tiene que estar, quien sea voluntario y esté preparado para recibir un regalo muy especial, estará en clase. Entonces, para los que tengáis disponibilidad y queráis aprenderlo, porque ésta va a ser una herramienta para el futuro cuando empiece toda esa manipulación y las cosas salgan a la luz. Cuando los antibióticos quizá ya no funcionen. Cuando haya falta de alimentos o bebidas, como hay cada vez más manipulación, que no tengas que depender de nada ni de nadie. Con sólo tus manos, puedes hacer todo lo que necesites, para ti y para las personas que tengas a tu alrededor. Cada uno vive su experiencia, recupera esas herramientas que ya nos pertenecían tiempo atrás, y pone en la práctica. Si es verdad, no es verdad, nadie dice que tienes que creer nada, lo practicas y el resultado lo tienes ¿ok? Otra cosa: con respecto a lo que hablaba de contaminación electromagnética. La contaminación por vetas de agua subterránea, fallas teluricas, problemas energéticos en casa... Hice un estudio con esos niños es St. Peter’s School, di los resultados a la Asociación de Geobiológica de España, GEA. Se quedaron maravillados, se publicaron en un libro que se llama Medicina del hábitat, de Raúl de la Rosa, y luego se sacó en un programa que hicimos en aquel entonces en la televisión. Y es asombroso y fue todo por lo que se llama pura casualidad. Entonces, como todo esto forma parte de la manipulación que nos están haciendo, que no hay casualidades; teniendo la manera de poder solventar el problema, incluso si tu cama no se puede mover. Cambiando, cuando cambias la manera de mirar las cosas, las cosas que miras, cambian. Me gustó mucho esa frase cuando la escuché. Cambiando, cuando cambias la manera de mirar las cosas, las cosas que miras, cambian.
Yo, durante 15 años, pertenezco a una enseñanza, que fue la enseñanza de ese maestro físico, que existió, que me enseñó, que me dio digamos un contrato, y el contrato lleva instrucciones sobre cómo practicar unas enseñanzas, o sea, que dio herramientas. Pero nos pidió mente abierta, manos abiertas y corazón abierto. Mente abierta. En sus cursos muy intensos, con muchísima información, daba una capacidad real que pudimos experimentar. Se formó cuando él se murió, como cabecillas de la enseñanza, como son miles y miles de personas por todo el planeta, que querían mantener la pureza de la enseñanza, o sea, manteniendo el contrato intacto sin ningún tipo de modificaciones. Yo respetaba todo lo que se había enseñado religiosamente, hasta que empecé a despertarme. Empecé a darme cuenta de que nos había dado una fórmula para expandir, para crecer utilizando esas herramientas, pero que la enseñanza no era sólo las herramientas. ¿Qué pasa? Al empezar a descubrir esta nueva realidad mía, empecé a expandir, a crecer e ir en lo que ellos pensaban que era contra corriente. No, empecé a darme cuenta del por qué nos había dado esas herramientas, pero había una letra pequeña al final de contrato. De que esto sólo son herramientas para que evoluciones y crezcas y te expandas utilizando esta conciencia. ¿Y qué pasó? Al igual como en las religiones: Ey, que no estás respetando las normas!!!! Recordaba, porque él en su última charla pública, cuando él sabía que se iba, reunió a todos los alumnos de Europa y al final de su charla de muchas horas, de todo el día que estuvo ahí, al final, él dijo: “Todavía estoy esperando que os despertéis”. Y yo me quedé: ¿que nos despertemos? Pero si yo llevo 15 años practicando esto, yo creo que me sé las lecciones. Bueno, y después de haber sido traductora suya, me las sé, bueno, de memoria. ¿Qué es lo que estoy perdiendo, por qué está diciendo esto? Ha repetido lo mismo durante 15 años y en desesperación decía: todavía estoy esperando que os despertéis. Sí, nos había dado herramientas para conectar con la fuente, con lo que tú querías, con tu conciencia, con tu ser, con tu energía, con las personas de tus creencias o lo que fuera. Nos había dado herramientas, pero por qué él decía: estoy esperando que os despertéis. Esa fue mi inquietud. Entonces yo tuve una experiencia: se me presentó un vagabundo en la feria de la tierra, y se me puso delante, maloliente, vestido sucio, un personaje muy peculiar y me dijo: Mira, yo vengo aquí a buscarte. ¿A mi? A ti y a tu hija. Mi hija se estaba pintando la cara, no estaba ni siquiera conmigo. Dice: me ha mandado un maestro a buscarte para despertarte. ¿Pero, no te equivocas? Y yo pensé: uy, qué extraño que es esto. Soy tal, quiero que vengas a mi casa de Teruel. Yo pensaba en mi mente: ni loca, ¿yo con éste? Estaba fumando, con una pinta... Pues esa noche hice una meditación. Dice: mañana quiero que vengas conmigo al Parque Güell, que tengo que hacer un trabajo ahí. Quedemos en la puerta a las doce, ¿vale? Nos vemos. Está loco perdido ¿no? No. Esa noche hice una meditación, digo: hola, maestro, ¿estás en cobertura?, que tenemos que hablar. Dame una señal, ¿tengo que verme con este viejo maloliente vagabundo mañana o qué? Tuve mi respuesta: ve al parque. Voy al parque. Ah, ya te esperaba. Digo: sí, donde está la prueba. Me dio la prueba, digo: mecachis la mar, ¿será verdad esto? Tuvimos una conversación y se fue. Te espero en Teruel, en un monte perdido en Teruel. Hice mis meditaciones, pedí mis mil confirmaciones, como soy tozuda, no quiero una respuesta, quiero tres de la misma. Finalmente, tenia que ir el mismo fin de semana, a una reunión de todo el fin de semana de la enseñanza mía. Pues ese fin de semana, no me presenté y me fui a Teruel con una amiga. Estuve los cuatro días del puente de mayo recibiendo una información y lo primero que me sorprendió cuando pasé por la puerta de su chabola, veo un tablero y en el tablero veo varias fotos, plumas, cosas suyas enganchadas y vi la foto, la foto de mi maestro y el fundador de mi enseñanza enganchadas en el tablero. Dice: siéntate Suzanne que tú y yo tenemos una larga conversación. Viví los cuatro días más intensos de mi vida. Viví la experiencia más alucinante de mi vida. Volví a Barcelona con una sonrisa así y los ojos que me salían de los párpados, totalmente alucinada. Me di cuenta en ese momento que estaba viviendo al revés, estaba viendo todo y viviendo mi vida al revés, que me había dado cuenta de la realidad, no realidad, había traspasado la nada, me había dado cuenta de que tenía la conexión pero no estaba en cobertura, porque tenía la falsa realidad, estaba todavía viviendo con el velo ilusorio que me estaba tapando los ojos. Por lo tanto, la expansión, el ver el mundo de otra manera, de otras realidades, y me noté que empezaba a vibrar en esa onda. Y de repente otras personas afines que buscaban algo, me veían o sentían algo cuando estaban cerca de mí y necesitaban no sé por qué: tengo que hablar contigo. Hay algo que me tienes que comunicar y a partir de ahí, ha sido vivir de otra manera. Claro, para la gente de mi enseñanza, me he vuelto loca. Voy contra corriente, estoy haciendo modificaciones, estoy haciendo... pero mis alumnos salen con una capacidad real, reciben la técnica, reciben la capacidad, practican, tienen sus resultados y en vez de estar un mes aprendiendo pueden aprender con la misma capacidad en un tiempo corto de incluso sólo 3 días. Y ese es mi nuevo camino, es estar en cobertura para ayudar a los demás a hacer su conexión y estar en cobertura, viviendo fuera de lo que es la realidad holográfica no real. Es hacer un giro de 180 grados y vivir: aaaah, ahora me entero. Recuerdo una mañana, me desperté hace muchos años, me desperté como si hubiese tenido un sueño. Y como si me hubiese dado cuenta de todo. Ah, ahora lo entiendo todo, ahora lo sé todo. Y luego mi mente entra y dice: ah, yo qué sé. Ah, se me ha ido, se me ha escapado, lo sabía todo. Interferencias de la mente, lo perdí en ese segundo. Entonces, es el camino de recuperar eso de: ah, vale, pero si esto no es lo que uno piensa, es suavemente salir de esa comodidad de lo conocido, la comodidad del horario, el trabajo, estar ahí sufriendo para llegar a final de mes. Ahora me despidieron, ahora no tengo más narices que vivir intensamente el momento, vivir intensamente el presente. Da igual lo que venga mañana. Hoy. Y si sé y tengo la absoluta certeza de que voy a tener absolutamente todo lo que necesite para ese nuevo camino, absolutamente todo, ya vendrá, ya llegará, y tengo mi sueño. Y lo voy a realizar y estoy en ello y voy a crear un centro de día para enfermos de cáncer. Lo vamos a conseguir. Y el otro día fui a visitar un paciente de cáncer supuestamente en las últimas, supuestamente, y le comenté mi sueño. Y su hermano abrió la boca y dice: pero si yo tengo una masía en el campo que queremos hacer algo que sea útil para la humanidad. Capital no hace falta, ya tienes un lugar físico si quieres. Te lo quiero enseñar, pero yo tengo las ideas, y voy atrayendo a mí en esa onda, atrayendo a personas que vibran con mi ADN, que vibran con esa vibración que quieran participar en este proyecto. Pero digo que ese centro será la semilla de una cadena de centros de día para enfermos de cáncer a nivel mundial ¿Quién quiere formar parte? Ya no hará falta ir a Houston: ponemos las manos, damos buena comida, música, terapia, meditaremos, lo que haga falta. Bueno, como esto no es real, no existe, yo viviré mi sueño como yo quiera, y que sea asequible a todos, no solo a los ricos. -Si el observador, depende de cómo mira modifica la situación, si miramos un mundo sano, tendremos personas sanas, ¿es así? Si, mira, por el mismo precio podemos vivir una vida de miseria, desgracias, o una vida maravillosa. Lo único es que eres tú quien elige.
Vamos a hacer un reset colectivo. Vamos a imaginarnos que tenemos un programa que se ha vuelto loco, el programa de nuestra vida, que nos ha conducido hasta aquí o quizás mucha confusión, dolor, sufrimiento, falta de amor, falta de la sensación de estar en tu camino y vamos a cerrar los ojos y yo os voy a hacer, a través de lo que es trabajar con multifrecuencias y alta vibración, os voy a hacer una descodificación mental. La mente simplemente se deja relajada, nos ponemos en modo receptivo con el deseo de hacer ese cambio, para que luego cuando abramos los ojos, tus deseos son órdenes. A partir de ese momento, empezará tu reprogramación mental, cada uno en su mente pensará y escribirá su nueva vida, su nueva historia como una obra de teatro. En tiempo presente, cada uno pensando: hay perfección en todo, soy feliz, me siento afortunado de estar en este mundo, tengo salud, tengo amor, tengo armonía en todas mis relaciones. Listos, ojos cerrados, vamos a estar en silencio durante unos minutos, mientras yo voy haciendo el trabajo, es vibracional, es energía, es amor. ... Podéis abrir los ojos, y ahora mentalmente, que cada uno piense, sienta, qué es lo que desea para su vida, sintiendo que aquello que tú deseas ya lo tienes todo. Vives tu experiencia de sentir, de vivir la plenitud, el amor, la armonía y la paz, sobre todo paz en tu mente y paz en tu corazón. Todo está perfecto, nada tiene importancia, sólo cobra la importancia que tú le prestas cuando tú pones tu atención, ahí va tu energía y ahí va tu creación. Que así sea. Así de fácil, es tan fácil que es casi imposible creer que lo sea, si yo lo puedo hacer, cualquiera puede hacerlo. Alguien quiere comentar algo que haya sentido durante el reset, durante la descodificación. -Como un torbellino en la cabeza. Ese es el chakra, el punto que te conecta directamente a la fuente. ¿Alguien ha visto algo con el tercer ojo? Luz, color, sol, azul, violeta, ¿alguien ha visto un ojo? Un infinito, somos conciencia infinita, no hay límites. ¿Alguien ha visto algo detrás de mí, que se atreva a decirlo? Bueno ya corregiras las cosas que desees cambiar, me costo mucho porque mi grabadora va muy rapido, pero ahi está todo un beso grande y nos vemos el dia 6. monica castañe -Yo quiero preguntarte de qué color tienes el aura Depende de como te sientes. Si es roja, tengo mala leche, mejor que no sea rojo. El aura no es más que el giro y la vibración, que produce color, de nuestros chakras, nuestros centros energéticos y giran a una velocidad, entonces es lo que forma esas capas. Un día mi hija con tres años me hizo un dibujo precioso que me dejó totalmente alucinada. Que era mami, y mami era una cabecita y un triángulo que era un vestido larguísimo, los brazos que me colgaban de las orejas, pero encima de mi cabeza y todo lo ancho hasta el resto de la pareja era un arco iris. Estaba viendo el campo magnético o el aura con todos sus colores y el vestido era un arco iris de arriba a abajo y dice: mami, ésta eres tú y es uno de los dibujos más maravillosos que he visto de cómo los niños representan lo que ven; e hice un experimento en St. Peter’s School con el grupo mayor. Con los pequeñitos les preguntaba que hicieran talleres los mayores yendo a la clase de los de dos años, tres años, cuatro años, y que tenían que dibujar el amor, y estos niños dibujaban la familia y cada miembro de la familia estaba rodeado de un globo y estaban viendo el campo magnético de mamá, papá... Luego, cuando la profesora dice al niño, porque la profesora para el niño es Dios: no, no se pone un circulo alrededor de mamá y papá, ¿pues que hacen ellos? Ponen un circulo que rodea toda la familia, pero la profesora luego dice: eso no se hace y ¿qué hacen entonces? Representan el aura de la familia como un arco iris o el sol encima de la familia. Entonces se va cambiando la realidad a medida que el profesor o la profesora le va modificando el programa, pero los niños lo ven todo, incluso esos amigos invisibles, ¡existen! Tú no los ves porque te has bloqueado con tu programa, pero los ven. Imaginaros la cara de una pareja que vino a mi casa hace muchos años y cuando pasan por la puerta, mi hija dice: ah, una nena, una nena. Tendría casi tres años. Y dice: ven conmigo y se va con su nena invisible a la habitación. Y sale de la habitación y me dice: mama ¿sabes como se llama la nena? ¿Como? Dice: Lucía, y la chica puso una cara de catatónica y luego me llama y dice: es que hace tres años aborté a un bebe y siempre había pensado: si hubiese sido nena le hubiera llamado Lucía. ¿Qué estaba viendo mi hija? Ese ser, que le estaba siguiendo a la madre. ¿Entendéis? Ellos lo ven todo. Al Igual que cuando los alumnos aprenden la técnica energética disfrutan tanto porque cuando van por la calle y hacen sus respiraciones con conciencia, su aura, su campo magnético brilla mucho. Tengo una foto de mi niña que es una bombilla de luz, la tengo en mi móvil, que la pillé haciendo respiración con conciencia y le hice una foto y salio toda luminosa. Pues los bebes, los niños pequeños, que cuando tú haces esto y te siguen con la mirada, son inocentes, no han sido codificados todavía, por lo tanto la mente no interfiere con su capacidad natural, su espontaneidad, en las multifrecuencias, las multidimensiones, ven la realidad tal cual, por eso un niño si tu estas de mala leche, huye. Por lo tanto, tenemos que volver a ser como los niños: dar besos cuando nos apetece y patadas también. Bueno, yo creo que hemos hablado lo suficiente, espero que hayáis disfrutado del reset....
Mil gracias a Ricardo y a Mónica por la transcripción !!!